El partido entre Sportivo Realicó y Pico FBC, por la liga pampena de fútbol terminó de la peor manera. Cuando un grupo de jugadores se acercó a la tribuna para festejar el triunfo de su equipo, entre la multitud apareció un hincha del equipo rival y vació su termo de agua caliente sobre los futbolistas.

Josué Miglia, de 15 años, fue quien se llevó la peor parte ya que tuvo que ser hospitalizado con quemaduras de 1er y 2do grado en su rostro y espalda.  

Comentarios