Ángel Manuel Briñas era un hombre muy importante en Atlético de Madrid. Se encargabó de manejar las inferiores del club Colchonero por 20 años consecutivos y una confesión suya sacudió a a toda España.

Briñas admitió haber abusado a un menor en un colegio de la capital española, con el que Atlético de Madrid ha mantenido históricamente una estrecha relación. 

"Fueron cosas que sucedieron entonces, un poco raras... Francamente, nunca me lo expliqué. Fue un accidente, recién muerta la mujer con la que me iba a casar y nada más. Solo fue una vez o dos. Gracias que enseguida corté", expresó el propio Briñas tras la denuncia de la víctima en cuestión, que por otro lado no coincide con lo explicado por el acusado.

"Me tocaba en la oscuridad de la tienda de campaña, abriéndose camino entre otros compañeros y el saco de dormir. Aunque estuviésemos varios, siempre iba por mí. La primera vez me quedé paralizado, incrédulo, sin entender lo que pasaba. Luego mi afán era buscar la posición más alejada para dormir. Los abusos se prolongaron durante tres años. Nunca se lo comenté a mis padres, muy temerosos de Dios", relató.  

Comentarios