Está en Buenos Aires disfrutando de sus vacaciones tras disputar el Mundial de Rusia. Y, en un abrir y cerrar de ojos, decidió modificar completamente su look.

 

Time to be crazy ������

Una publicación compartida por Paulo Dybala (@paulodybala) el

Comentarios