Como es de público conocimiento, el estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti se encuentra en pleno proceso de transformación. Y quien lleva adelante esta intervención, César Azcárate, responsable de arquitectura deportiva de la empresa vasca IDOM, confirmó que se trata de "una remodelación sin precedentes en América del Sur".

Los primeros trabajos en el Monumental serán la eliminación de la pista de atletismo y el rebaje del nivel del terreno de juego, generando así nuevas plateas bajas cercanas al césped, el cual se prevee híbrido con la última tecnología de drenaje y ventilación, y se combinará la tipología ovalada del estadio con unas nuevas tribunas bajas rectangulares.

La finalización de la primera etapa se estima para febrero del año próximo y el culminación de la obra, con el cien por cien de los servicios operativos, para junio de 2024. "Trabajar en un escenario tan histórico y con tanta carga emocional es siempre un reto enorme", admitió Azcárate quien fuera tambien creador del nuevo estadio de San Lorenzo.

En las tribunas se renovarán todos los asientos y se generarán nuevas plateas populares bajas en las inmediaciones de los arcos. También se crearán nuevos palcos VIP, zonas de 'hospitality' y un restaurante con vistas a la cancha y a la ciudad. En cuanto a la capacidad, el estadio millonario pasará de algo más de 70 mil espectadores a 81 mil, "lo que lo convertirá en el estadio más grande de Latinoamérica que pertenece a un club de fútbol", confirmó el arquitecto de Bilbao.

Comentarios