Corría el año 1953 cuando Carlos Medrano debutaba como arquero en la primera de Dock Sud, dando inicio a una carrera que estaba muy lejos de transitar los increíbles episodios que desembocarían en un misterioso final, propio de una novela de Agatha Christie.

En su trayectoria se destaca que formó parte del Seleccionado juvenil argentino, que ganó tres títulos con Barcelona (España); que fue suplente de Amadeo Carrizo en River y del "Gato" Andrada en Central; que es uno de los jugadores más emblemáticos de Deportes Quindío (Colombia), donde se lo apodó el "Antipenales" por su eficacia en detener disparos desde "los 12 pasos"; que es el único futbolista del mundo que jugó en los dos Barcelona, el de España y el de Ecuador...

Sin embargo, lo que no menciona esa ficha personal es que un día "desapareció del mapa", literalmente. De buenas a primeras, nadie en la faz de la tierra supo qué fue de su vida.

Entre luces y sombras

Sus buenas actuaciones en el Docke, donde, por su físico, fue comparado con Antonio Roma -figura de Boca-, motivaron el interés de clubes más grandes. Así, en 1956 fue incorporado por Argentinos Juniors y en 1959 pasó a Tigre. Ese mismo año, el Barça posó sus ojos en él para que fuera el reemplazante de Ramallets, legendario arquero del conjunto bleu-grana que transitaba sus últimos años de carrera.

En declaraciones al diario catalán Mundo Deportivo, en su edición del 8 de octubre de 1959, Medrano declaraba: "Varias personas influyentes se oponían a mi traspaso. Cuando este se produjo, hubo gran malestar en algunas esferas futbolísticas de Buenos Aires. Más tarde o más temprano, haré honor a la confianza que he merecido al Barcelona".

No obstante, el arquero nacido en Coronel Suárez tuvo pocas oportunidades para demostrar sus cualidades en el arco del equipo culé, que era dirigido por otro argentino: el Mago Helenio Herrera. Sólo disputó 11 partidos, aunque formó parte del plantel que conquistó la Liga de España y la Copa de Ferias (actual Europa League) en la temporada 1959/60.

Se fue de España en 1961, pero su carrera no decayó, ya que fue adquirido por River, donde -tal como ocurrió en el Barça- fue eclipsado por otro gran guardavallas: Amadeo Carrizo. Lo mismo le sucedió en Central, club al que el Millonario lo cedió a préstamo en 1964, donde se topó con Edgardo Andrada, quien se hiciera famoso años después por recibir el gol número 1.000 de Pelé.

Volver a empezar

Cansado de tantas desilusiones, en 1965 decidió volver a Dock Sud y después de dos años en el ascenso (jugó en Morón en el '66), su carrera tomó nuevo ímpetu en tierras colombianas. En 1967 llegó a Deportes Quindío, donde se convirtió en uno de los ídolos históricos del club bajo el mote de "Antipenales", por haber atajado más de 20 en los tres años que defendió el arco de los Cafeteros. Sólo en su primera temporada detuvo 7 disparos desde los 11 metros, incluyendo dos en el mismo partido, ante Cúcuta.

Tras abandonar Quindío, se radicó en Ecuador para jugar en Barcelona, Macará, Olmedo y Bonita de Machala, donde alternó su labor de arquero con la de técnico hasta su retiro en 1973, a los 39 años, cuando su vida ingresó a una "dimensión desconocida".

El vuelo hacia el infinito

El próximo 16 de abril, Carlos Domingo Medrano cumplirá 86 años, pero ¿está vivo? Hay versiones que indican que murió en la miseria absoluta, olvidado y desamparado, pero no hay certificado de defunción que lo certifique. En la Argentina, su nieta Liliana, quien no lo conoció, lo busca desesperadamente a través de la web, pero no halla ningún contacto que pueda brindarle alguna pista sobre su paradero. Así, la vida de este fenomenal arquero, que supo tocar el cielo con las manos, transita entre las nubes del misterio.

Por Marcelo Olcese

Comentarios

Ver más productos

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

"Alberto es un tipo temperamental"

"Alberto es un tipo temperamental"

Tendencias para el fin de semana

Tendencias para el fin de semana

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

La pasión no tiene cuarentena

La pasión no tiene cuarentena

Evita: secretos y verdades

Evita: secretos y verdades

¡Para los más chicos en casa!

¡Para los más chicos en casa!

Ver más productos