Kieran Read, capitán de los All Blacks, quedó encerrado en el colegio de su hija debido a los atentados terroristas que tuvieron lugar en Nueva Zelanda este viernes y envió un sentido mensaje a través de su cuenta de Instagram.

"Enviando mis pensamientos a las víctimas de hoy", escribió Read en la mencionada red social junto a una foto de un salón vacío del colegio ubicado en Papanui, suburbio de Christchurch.

El capitán de la Selección neocelandesa de Rugby tiene tres hijos y este año, tras el Mundial de Japón, dejará de jugar oficialmente en los All Blacks para compartir más tiempo junto a sus hijos 

Comentarios