Después de estar alejado de las canchas por casi dos semanas, Lionel Messi volvió a ser visto en el césped de las instalaciones del Barcelona, pero el miércoles vivió fases felices y aterradoras.

Por la mañana, el delantero culé reapareció en el entrenamiento, lo que causó extrema alegría en los aficionados catalanes que esperan con ansias su regreso oficial a las canchas.

No obstante, mientras las horas avanzaban Lionel volvió a infundir temor, como en la aparatosa lesión de codo, y no sólo en la afición barcelonista, ya que en la noche junto a su hijo Thiago, salió a pedir algunos dulces con unos atuendos con los que era difícil reconocerlos.

Con máscara puesta y disfraz de esqueleto padre e hijo cantaron el tradicional dulce o truco, para recibir su calaverita.

Messi junto a su hijo Thiago.

Comentarios

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos