Después de estar alejado de las canchas por casi dos semanas, Lionel Messi volvió a ser visto en el césped de las instalaciones del Barcelona, pero el miércoles vivió fases felices y aterradoras.

Por la mañana, el delantero culé reapareció en el entrenamiento, lo que causó extrema alegría en los aficionados catalanes que esperan con ansias su regreso oficial a las canchas.

No obstante, mientras las horas avanzaban Lionel volvió a infundir temor, como en la aparatosa lesión de codo, y no sólo en la afición barcelonista, ya que en la noche junto a su hijo Thiago, salió a pedir algunos dulces con unos atuendos con los que era difícil reconocerlos.

Con máscara puesta y disfraz de esqueleto padre e hijo cantaron el tradicional dulce o truco, para recibir su calaverita.

Messi junto a su hijo Thiago.

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos