Hay cuestiones sobre las que todavía, en ciertos ámbitos del deporte, son tabú. Y esta historia es una clara muestra. Se trata del ex rugbier australiano Dan Palmer, quien en una extensa carta publicada en el diario The Sydney Morning Herald no solo habló abiertamente de su homosexualidad, sino que también relató aquellos tristes episodios que debió atravesar en su juventud a raíz del secreto que debió guardar para sí mismo.

El deportista,  que tuvo un breve paso por la selección de su país, los Wallabies, y que jugó en equipos tradicionales del Super Rugby como Brumbies o Waratahs, contó los dolorosos episodios que le tocó vivir al mantener en secreto su orientación sexual.

“Fantaseaba con desaparecer, con cambiar mi nombre y empezar una nueva vida. No exagero al decir que mi propia muerte se sentía preferible al hecho de que alguien descubriera que era gay”, señaló Palmer, quien relató que lloraba hasta dormirse y que para poder hacerlo recurría a un peligroso coctel de opiáceos.

Los problemas con las drogas se fueron agudizando hasta que un día -cuando tenía 25 años y jugaba en un club de Francia- tuvo una sobredosis por la ingesta de pastillas analgésicas. Esa situación significó un antes y un después: se subió a un avión y se fue hasta Londres a visitar a un amigo. A él fue a la primera persona a la que le contó que era gay.

Palmer pasó momentos durísimos hasta que llegó un quiebre en su vida.

Fue en ese momento también en el que decidió dejar de jugar al rugby. “Mi pasión por el deporte venía disminuyendo en los últimos años y comencé a sentir mucho remordimiento por estar gastando los mejores años de mi vida en pretender ser alguien que realmente no era”, sostuvo Palmer

Además, contó cómo hacía para esconder de sus compañeros su verdadera orientación. “Tenía algunas tácticas para sobrellevar algunos temas y evitar otros. Me ponía agresivo y a la defensiva cuando sentía que perdía el control de la situación. Cuando más permitía que esto siguiera, más difícil se hacía romper el ciclo. Por debajo de esto había un profundo sentimiento de culpa”, comentó.

También muy crítico de Israel Folau, el jugador que fue expulsado de la selección australiana en 2019 por sus comentarios homofóbicos en las redes sociales: “Sentí la responsabilidad de hacer algo. Para mí, más importante que el daño que él pueda causarle al rugby, es el gran impacto que tiene en los jóvenes que lo admiran y que luchan cada día para entender su sexualidad”.

En ese sentido, el australiano lamentó que, a la fecha, el único jugador de rugby profesional que ha salido del clóset ha sido Gareth Thomas, histórico capitán de Gales, quien habló abiertamente sobre su sexualidad en el 2009, una vez que comunicó su retiro de la actividad. “Me enferma saber que en el año 2020 aún hay personas que se torturan a sí mismas como yo lo hacía. Tanto dentro como fuera del deporte tenemos que ser mejores. Si esta carta promueve una charla, logra que las personas se sientan más cómodas con quienes son o ayuda a alguien a entender lo que está atravesando un ser querido, será todo un éxito”, finalizó.

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos