Volvió a jugar, sí, pero su nombre quedó marcado por un hecho negativo. Se trata de Gabriel Deck, que tuvo acción en Oklahoma City Thunder después de cuatro partidos sin jugar, y formó parte de la derrota por mayor diferencia de tantos de un equipo en la historia de la NBA, ya que cayó por 73 tantos en su visita a Memphis Grizzlies, que lo derrotó por 152-79.



El partido disputado en el FedExForum, de Memphis, terminó con Deck, que el próximo 8 de febrero próximo cumplirá 27 años y cuyo contrato con la franquicia de Oklahoma será revisado el 10 de enero del año que viene, dentro del rectángulo de juego, redondeando 22 minutos en cancha. En ese lapso, el ex del Real Madrid convirtió cuatro puntos (dos dobles), bajó dos rebotes y entregó dos asistencias.


Sin ser tenido en cuenta por el entrenador Mike Digneault, el santiagueño de Colonia Dora  volvió a ponerse la camiseta anaranjada con el número 6 para pasar a la historia, desde lo negativo, por haber sido protagonista de un hecho inédito en la NBA.



Es que esos 73 puntos de diferencia, que en un momento del encuentro llegaron a ser 78, rompieron con la marca anterior de 68 tantos con los que Cleveland Cavaliers derrotó a Miami Heat por 148-80, el 17 de diciembre de 1991.

El goleador del partido fue el pivote de los Grizzlies Jaren Jackson Junior, que jugando menos tiempo que Deck, apenas 20 minutos con 20 segundos, anotó 27 puntos.

Comentarios