Las imágenes dieron la vuelta al mundo y lo dejaron muy mal parado al delantero Jonathan Calleri quien, tras la derrota del San Pablo, no se aguantó la cargada de un hincha de Palmeiras y le tiró el celular. Ahora, a pesar del pedido de disculpas, al jugador se le sumó un nuevo problemas por esta acción.

Es que ahora fue denunciado por el fiscal del Tribunal de Justicia del Deporte (TJD), que se basó en el artículo 258, asumiendo toda conducta contraria a la disciplina o la ética deportiva, que prevé la suspensión de hasta seis partidos que debería cumplir en el próximo certamen Paulista y no en el Brasileirao que comienza este fin de semana.

Las imágenes que circularon en las redes sociales el domingo por la noche muestran a Calleri golpeándole la mano intencionalmente a un joven, que vestía una camiseta de Palmeiras provocando la caída del celular cuando los jugadores de San Pablo salían del Allianz Parque en donde perdieron 4-0 ante el local en la final del certamen.



El lunes último Calleri publicó una disculpa en su cuenta de  Instagram y dijo que estaba dispuesto a asumir los costos de reparación del dispositivo. Sin embargo, anoche el hincha recibió un nuevo celular de manos de la presidenta del Palmeiras, Leila Pereira y Calleri fue denunciado.

Comentarios