Uno de los dos jóvenes que perpetraron esta madrugada el atentado incendiario a la sede social del Club Atlético Rosario Central, en el microcentro de la ciudad santafesina de Rosario, sufrió quemaduras al ser alcanzado por la explosión del combustible, según el video de una cámara de seguridad que se viralizó hoy en las redes sociales.

La imagen, tomada por una cámara de seguridad de un inmueble situado en la vereda de enfrente a la sede Canalla de Mitre 853, entre Rioja y peatonal Córdoba, muestra a las 2.15 de esta madrugada a dos jóvenes que caminan hasta el frente del edificio de Central, donde uno de ellos, vistiendo un buzo claro, se agacha con un recipiente con combustible, que comienza a arrojar por debajo de la puerta.


Mientras el otro -de buzo oscuro- enciende fuego en un papel y lo arroja hacia el frente del edificio, donde se produce una explosión y una bola de fuego de más de dos metros que envolvió al otro atacante.


El que inició el incendio alcanzó a salir corriendo por la calle Mitre hacia Rioja, pero a su cómplice no se lo ve en las imágenes, posiblemente porque luego de quedar en medio de la bola de fuego huyó por la vereda y no fue captado por la cámara de seguridad.


En tanto a Alexis, el empleado de seguridad de la sede, de 23 años, que sufrió quemaduras en la cara y en las manos, se lo ve luego en las imágenes salir corriendo desde el interior de la sede, con gestos elocuentes de dolor en las manos, por el medio de la calle Mitre hacia Rioja.

"No hay ningún sospechoso de cometer el atentado internado con quemaduras en los centros de salud",  le informó esta noche una fuente de la Academia a Télam.


En tanto, un vocero de seguridad del club reveló esta tarde a esta agencia en la sede "auriazul" que "no hubo piedrazos ni bombas molotov, sino que vinieron y tiraron combustible por debajo de la puerta y le prendieron fuego. Tampoco rompieron el tejido metálico que protege los vidrios, sino que los vidrios estallaron por el fuego", precisó.

Como consecuencia de la escalada de violencia que está sufriendo la ciudad con ataques perpetrados por ambas parcialidades, hoy se produjo una reunión entre las autoridades de ambas institución y personas importantes que hacen a la seguridad de Rosario.

La cumbre comenzó a las 17 y tuvo como protagonistas a Ignacio Astore y Pablo Allegri, por el lado de Newell's, y a Rodolfo Di Pollina y Ricardo Carloni, por el lado de Rosario Central. En tanto, en representación del Estado estuvo la jefa de la policía de la provincia, Emilce Chimenti, y el Ministro de Seguridad de la provincia, Jorge Lagna.

Comentarios