Durante toda la jornada, el abogado de Eduardo Salvio, Mariano Cúneo Libarona, se encargó de advertir que el jugador de Boca tenía demasiada evidencia para probar su inocencia ("Llevará muchos testigos y varias pruebas que van a acreditar su inocencia. Tiene mucha prueba, es un hecho que va a quedar en claro lo que sucedió y que no es responsable absolutamente de nada"). Y una de las cosas más importantes que podía mostrar el Toto es el estado en el que quedó su auto, luego del incidente con Magalí Aravena, su ex pareja. 

Las fotos muestran indicios de los destrozos que se habrían producido durante el acontecimiento. 

El vehículo de alta gama, Mercedes Benz, sufrió daños evidentes tanto en el capot, como en el parabrisas. Y durante la tarde han empezado a circular fotos del estado en el que quedó el rodado. Además, salió a luz cómo se desarrollaron los acontecimientos, que fueron captados por una cámara de seguridad. 

Según la información policial, el hecho se dio casi a la 1 de la mañana, en la cuadra donde vive el jugador Xeneize. Aravena confirmó que hacía unos días se habían separado y ella con los chicos se había ido a vivir a un departamento en Olivos, pero anoche fue hacia donde supieron vivir juntos con intenciones de hablar con el Toto, y se encontró con que el delantero estaba acompañado por otra mujer en su auto.

Fue entonces, siempre según el relato de la denunciante, que Aravena se paró adelante del auto para pedirle a Salvio que hablaran, pero el Toto arrancó el vehículo, impactando con una de las ruedas delanteras a la mujer, que cayó sobre el asfalto y sufrió escoriaciones en la rodilla. Ante esa situación, el futbolista se dio a la fuga. 

Comentarios