Marc Márquez fue protagonista del MotoGP pero no durante por haber tenido una buena porformance en el Gran Premio de Indonesia, que finalmente terminó ganando el portugués Miguel Oliveira con KTM, sino por el escalofriante accidente que sufrió y que tuvo en vilo a todos los fanáticos.

El español, seis veces campeón de la categoría, definió lo que la pasó durante esta jornada como una de las "caídas más duras" en su exitosa carrera.

Todo comenzó cuando el catalán de 27 años perdió el control de la moto en la séptima curva del trazado de Mandalika, voló literalmente por el aire y se deslizó varios metros sobre el asfalto, hasta que se levantó por sus propios medios.

A pesar de sus ganas de seguir adelante, los médicos lo declararon "no apto" para correr y por cuestiones de protocolo, debió ser trasladado hacia el hospital de Mataram para realizarse estudios complementarios, informó su equipo Repsol Honda.

"Ha sido una caída bastante fuerte en el Warm Up (calentamiento) de esta mañana, quizás una de las más grandes que he tenido", admitió Márquez.

"He ido al hospital local y, aunque no hay problemas graves, se ha decidido que no debía correr. Por supuesto que es una pena, pero es la mejor decisión", agregó.

"¿Qué puedo decir? No ha sido nuestro fin de semana, hemos luchado y tenido problemas desde el principio", lamentó.

 

Comentarios