Una joven árbitra italiana llamada Diana Di Meo utilizó las redes sociales para denunciar que fue víctima de una “porno venganza” y su caso ha generado un gran impacto en Italia. La joven de 22 años, integrante de la de Sección AIA-FIGC de Pescara, grabó un video en el que denunció que le han robado varios vídeos íntimos de contenido sexual y los han difundido y filtrado a través de servicios de mensajería como Telegram y WhatsApp.

"Están compartiendo mis vídeos privados, contenidos que yo no he compartido y algunos de ellos grabados sin mi consentimiento. Me enteré de estos vídeos gracias a unos chicos. Lo denuncié en las redes sociales para ganar fuerza, porque llevaba dos días encerrada en mi casa. Es una situación que no le deseo a nadie, estoy tratando de resistir pero no todos lo logran”, denunció Di Meo en su cuenta de Instagram.

La joven, que también estudia Servicios Jurídicos para la Empresa y sueña con alguna vez dirigir algún partido en San Siro, dio algunos detalles de su pesadilla y pidió ayuda.

La joven italiana se siente muy conmocionada por lo sucedido.

“Yo no mandé esos videos. Me temo que alguien ha entrado en mi móvil, en mi iCloud. Están rastreando a los autores y a los involucrados en compartir los videos, porque eso también es un delito. Hoy la víctima soy yo, mañana podría ser una persona cercana a los que quizás ahora están viendo los vídeos y sonriendo”, enfatizó en su descargo.

Desde el diario Corriere informaron que los culpables de difundir los videos íntimos robados a Diana Di Meo podrían enfrentarse a una condena de hasta seis años de cárcel. “Estoy aquí para hablar de esto. Muchas de nosotras no podemos hacerlo y se esconden. Espero poner voz a todas esas víctimas que son culpabilizadas, cuando en realidad el culpable está al otro lado de la pantalla. Ya sea por difundir o compartir”, escribió la víctima en Instagram.

En cuanto a su carrera deportiva, según comentó ella en una entrevista con el portal Gioco Pulito, terminó el curso de árbitro en diciembre de 2015 e hizo su debut en un torneo en Pescara.

Comentarios