El robo a la casa de Marcos Rojo sigue arrojando detalles que no sólo parecen ir esclareciendo el hecho sino, también, que grafican los momentos de tensión que se vivieron cuando el defensor de Boca descubrió que su hogar había sido violentado, a punto tal que sus amigos estuvieron a punto de intervenir para capturar a la presunta entregadora. 

Según detalla el parte policial emitido por la Comisaria 15ta Lisandro Olmos, cuando Rojo le informó a los efectivos que la principal sospechosa era Andrea González, de 44 años y empleada doméstica del ex Estudiantes, sus amigos quisieron ir a la casa de la mujer en Echeverry aunque, por fortuna, las fuerzas de seguridad lo hicieron primero.

Allí, lo efectivos se entrevistaron con la mujer, que quedó aprehendida. Un detalle que condujo hacia ella fue que, ese mismo día, había estado acomodando las medallas, y otras pertenencias de la casa, siendo la única que sabía donde estaban las cosas. 

La mujer fue detenida antes de que lleguen los amigos de Rojo.

También llamó la atención que lo robado "se hallaba en lugares específicos, sin realizar desorden en la finca, hallando astillado un vidrio de una cajonera de ropero interno", detalla el parte policial.

En definitiva, lo elemento sustraídos de la casa de Rojo son una mochila marca Louis Vutton escudo NBA, un teléfono Iphone, bijouterie, un medallón de escudo de Estudiantes de la Plata, relojes un cantidad de dinero en efectivo (dolares) a establecer.

Mirá las fotos del robo:

Comentarios