Alina Moine siempre mantuvo su vida sentimental guardada bajo cuatro llaves pero desde que se la vincula a Marcelo Gallardo, recibe al acoso de la prensa y de los fanáticos de River en las redes sociales y eso es algo que al menos hasta el momento, no se puede acostumbrar. La conductora de la versión noche del Sportcenter, el informativo de ESPN, ya es conocida como la nueva primera dama del estadio Monumental. 

Moine ya manifestó en más de una ocasión que no hablará nuevamente de estos rumores con los programas de chimentos y con los paparazzi, salvo que tenga algo oficial que contar. Y obvio que está más que tranquila que el Muñeco tampoco lo hará, ya que ningún movilero se animaría a preguntarle sobre esta cuestión, teniendo en cuenta el temperamento y la lengua filosa de Gallardo.

Esta bomba estalló y presionó a ambos para blanquear el tipo de vínculo que tienen tras que se expusiera en un programa de chimentos, un mismo empapelado de fondo con la foto de los dos por separado en el departamento de ella en Vicente López y un supuesto viaje a Salta juntos.

El boom mediático y en redes de Alina Moine, que hace tiempo que trabaja en los mejores medios de Argentina, también se debe por su sensualidad natural, que fue lo que le permitió conquistar a Napoleón.

La influencer se hizo esta vez por una serie de imágenes en Instagram de un outfit jugado que usó para su día laboral y que enamoró por completo a Gallardo, quien suena como nuevo entrenador del París Saint Germain, en lugar de Mauricio Pochettino.

Comentarios