Alina Moine nunca se imaginó estar tan expuesta desde que se la vincula sentimentalmente con Marcelo Gallardo y hay cosas que todavía no se puede acostumbrar. La conductora del Sportcenter, el informativo de ESPN, está en boca de todos por la relación que le achacan con el técnico de River y muchos dicen que ya es la Primera Dama del estadio Monumental.

La realidad es que la rosarina no la está pasando para nada bien con los paparazzi y los programas de chimentos, que no paran de preguntarle sobre su vida privada, algo de lo que nunca hizo referencia y tampoco hará, salvo que tenga que hacer oficial algo, comentó hace algunos días. Lo mismo sucede con el Muñeco, ya que ningún mortal se le animaría al entrenador de Millo, quien es dueño de una lengua más que filosa y contundente.

Ambos están siendo presionados a blanquear el vínculo tras que saliera a la luz en un programa de chimentos, un mismo empapelado de fondo con la foto de los dos por separado en el departamento de ella en Vicente López y un supuesto viaje a Salta juntos.

Alina Moine más allá de este boom mediático por conquistar el corazón de Napoleón, siempre sobresalió en Instagram por su sensualidad, usando looks cancheros pero no muy jugados, que destacan su belleza natural.

La influencer se hizo viral una vez más por un outfit rojo que lució con mucha naturalidad y que enamoró aún más a Marcelo Gallardo, quien suena como nuevo entrenador de PSG.

 

Comentarios