Alina Moine se hizo conocida por ser la conductora del Sportcenter, el informativo de ESPN, aunque para el común de la gente comenzó a ser nombrada con continuidad por su romance con Marcelo Gallardo, el cual parece haber llegado a su fin. La realidad es que la presentadora televisiva está cansada de las promesas incumplidas del técnico de River y ante la flata de blanqueo del vínculo, decidió darle un final sin escándalo pero sí que le causa mucho dolor.

Luli Fernández, panelista del Socios del Espectáculo, fue quien se refirió a que esta relación tóxica, rechazada por el círculo íntimo de Moine, provocó que ella no está poniendo todo en cada una de sus actividades y que ya no daba para más y aseguró:  “Hace un mes y medio se cansó y ‘chau, chau’. Se terminó”.

Atrás quedó esa foto con el mismo empapelado de fondo en la vivienda de ella en Vicente López o el viaje que supuestamente hicieron juntos a Salta, del cual habría fotos.

Lo llamativo es que a medida que pasaron las horas, también se fueron dando de baja otras cuestiones que se dieron como ciertas, como que ella había viajado a París junto a una comitiva de River a ver la final de la Champions League que el Real Madrid le termina ganando al Liverpool.

Si bien Moine tenía todas las reservas y se había tomado los días en ESPN, se bajó por todos estos rumores y terminó aprovechando esas jornadas libres para irse a Bariloche. En fin, habrá que ver si la relación de Moine con Gallardo tiene retorno o no, algo que no saldrá de la boca del Muñeco que no le gusta hablar de su vida privada.

Comentarios