El fútbol argentino es muy distinto al fútbol holandés. En ese país europeo hay costumbres que en Argentina no se aplican y es por eso que los jugadores nacionales que se radican allá, para competir en la Eredivisie, deben aclimatarse de la mejor manera posible para dar lo mejor de sí en el verde césped.

Así lo dejó entrever Nicolás Tagliafico, defensor de Ajax, quien marcó una de las grandes diferencias entre ambos países. "Acá ni siquiera concentramos. Si jugamos 12.30 podemos ir a las 9 con un churrito, lo fumamos y vamos al partido", expresó el ex capitán de Independiente en diálogo con ESPN Redes.

Claramente la respuesta se dio en un ambiente de broma por lo que el profesionalismo de Tagliafico nunca se puso en duda, pero sí llamó la atención la respuesta del lateral izquierdo del seleccionado argentino.

Comentarios