Siempre se dice que "el que tiene plata, hace lo que quiere". Y si hay un expponente fiel de esta dudosa máxima, ese es Floyd Mayweather que, ignorando todo tipo de protocolos y cuidados por el coronavirus, asistió en Arizona a una pool party y a una discoteca donde no se privó de nada.

El retirado boxeador, uno de los mejores de la historia, disfrutó de una pool party en un hotel en donde nadie utilizaba mascarilla para protegerse de un posible contagio de coronavrius. Allí estuvo un tiempo bailando al aire libre, y luego se sentó en el bar para disfrutar de pollo frito, waffles y pescado frito, entre otras delicias.

Pero no satisfecho con esto, Mayweather fue visto pr la noche en una discoteca de la zona junto a un grupo de amigos, con quienes compartió una de las mesas en el VIP del lugar, que estaba atestado de gente y en el que no se respetaba siquiera mínimamente el distanciamiento social.  

Lo grave de la cuestión es que en Arizona han muerto más de 800 personas por Covid-19, además de haber registrado alrededor de 16.000 casos. 

Comentarios