Xavi Hernández desde que asumió su rol como entrenador de Barcelona debió depurar un plantel desgastado por la falta de títulos, la ida de Ronald Koeman y más que nada, todo lo referente a la era post Lionel Messi, quien terminó fichando por el PSG tras que el club de sus amores le diga que no le iba a renovar.

Desde la directiva encabezada por el presidente Joan Laporta bajaron línea que Pedri, Ferran Torres, Nico, Gavi, Ansu Fati y Eric García no se venden y que harán todo por renovar a Ousmane Dembelé, más tratar de mantener a Gerard Piqué, Jordi Alba y Sergio Busquets, quienes sirven de ejemplo para los juveniles. La realidad es que el resto de los futbolistas del culé son trasnferibles.

Tras la salida de Phillipe Coutinho al Aston Villa, hay varios jugadores como Sergiño Dest, Memphis Depay,  Riqui Puig, Clément Lenglet, Adama Traoré entre otros, tienen un pie y medio fuera del conjunto catalán. Entre todos, hay uno en especial que hartó a Xaxi ya que no lo pudo utilizar casi nunca por lesión.

El goleador en cuestión es Martin Braithwaite, quien se la pasó en la enfermería y nunca terminó siendo de la confianza del entrenador. El delantero oriundo de Dinamarca, apenas jugó cuatro partidos por LaLiga, en los que notó dos goles.

Son varias las novias que tiene Braithwaite para poder salir y buscar su destino que seguramente en menos de dos meses será lejos del Camp Nou.

Comentarios