Fue una de las gestas más grandes del fútbol argentino y ante un gigante mundial. Hace 26 años, un 1° de diciembre de 1994, Vélez vivió el momento más glorioso de su historia al conquistar la Copa Intercontinental ante el Milan de Italia, al que venció en la final 2-0 en un partido disputado en Tokio, Japón.


De la mano de Carlos Bianchi, quien luego sería el técnico más ganador de la historia de Boca, el equipo del barrio de Liniers cumplió un azarosa trayectoria en la edición de 1994 en la que superó varias instancias por la definición de tiros desde el punto del penal.

En el Grupo 1 de la primera ronda del torno continental, debió cruzarse con el Boca de César Menotti al que le ganó en el estadio José Amalfitani por 2-1 e igualó 1-1 en La Bombonera. Por esa misma instancia igualó 1-1 con Cruzeiro en Belo Horizonte y de local ganó 2-0. Frente a Palmeiras ganó 1-0 en Liniers y cayó 4-1 en San Pablo.

El Turu Flores, uno de los grandes valuartes de aquel Vélez ganador.


Clasificado junto a los equipos brasileños, Vélez se cruzó en la próxima etapa con Defensor Sporting de Uruguay. Igualó 1-1 en Montevideo y 0-0 en Buenos Aires, venciendo luego por 4-2 en la definición con tiros desde el punto penal. En los cuartos de final, los dirigidos por el Virrey se midieron con el sorprendente Minervén de Venezuela, al que eliminó con un 2-0 de local después de empatar sin goles de visitante.

En las semifinales, el conjunto de Liniers se enfrentó a Junior de Colombia: cayó en Barranquilla por 2-1 y se impuso con ese mismo marcador en la revancha, por lo que nuevamente fueron necesarios los penales para definir al finalista.

Tras imponerse 5-4 en la tanda con los colombianos, Vélez dirimió el título con el temible San Pablo de Telé Santana, que había ganado la Libertadores en las dos ediciones anteriores. El primer partido, en Liniers, terminó 1-0 en favor del equipo argentino y la revancha por idéntico marcador para los paulistas.

Entonces, otra vez la fortuna acompañó al equipo argentino en la definición de tiros desde el penal para vencer por 5-3 al conjunto brasileño con una recordada labor del paraguayo José Luis Chilavert, el arquero más determinate de aquella época, capaz de ser influyente tanto en su arco como en el contrario.

Los de Liniers se hicieron fuertes ante un rival de enorme jerarquía y dieron el golpe.


Así las cosas, debió enfrentar al campeón de la Champions League, el Milan, que le había ganado la final de ese torneo por 4-0 al Barcelona que dirigía el holandés Johan Cruyff. En Tokio, el 1° de diciembre de 1994, Vélez se topó con un rival dirigido por Fabio Capello, que contaba con figuras como los italianos Franco Baresi, Paolo Maldini, Alessandro Costacurta y Roberto Donadoni, el croata Zvonimir Boban y el montenegrino Dejan Savicevic, entre otras.

En el segundo tiempo, a los 5 minutos, Pepe Basualdo le puso un certero centro al área al Turu Flores y Costacurta lo tomó del cuerpo. Fue penal, sancionado por el árbitro colombiano Juan José Torres Cadena. El zaguero Roberto Trotta lo convirtió con remate bajo, que pegó antes en el pie del arquero Sebastiano Rossi.

A los 12 minutos' de esa misma etapa, un larga entrada del Turco Omar Asad cruzando el área de derecha a izquierda concluyó en gol con un remate por arriba de la salida desesperada el guardavalla Rossi. Y así el equipo de Liniers alcanzó por primera vez la Copa Intercontinental y se codeó con la gloria.

Y esta conquista tuvo un sabor muy especial, ya que Bianchi y los suyos se impusieron sobre el gran candidato, el poderoso equipo europeo de abultada billetera y rica historia copera coon una receta que, años después, el entrenador replicaría dirigiendo a Boca. 

Bianchi, el cerebro detrás del Vélez campeón mundial, festeja con Almandoz.


Síntesis del partido

Milan: Sebastiano Rossi; Mauro Tassotti, Alessandro Costacurta, Franco Baresi y Paolo Maldini; Demetrio Albertini, Marcel Desailly, Zvonimir Boban (Marco Simone) y Roberto Donadoni; Daniele Massaro y Dejan Savicevic (Cristian Panucci). DT: Fabio Capello.

Vélez: Luis Chilavert; Héctor Almandoz, Roberto Trotta, Víctor Hugo Sotomayor y Raúl Cardozo; José Basualdo, Marcelo Gomez, Christian Bassedas y Roberto Pompei; Omar Asad y José Flores. DT: Carlos Bianchi.

Goles en el segundo tiempo: 5m Roberto Trotta (V) de penal y 12m Omar Asad (V).

Árbitro: Juan José Torres Cadena (Colombia).

Estadio: Internacional de Tokio.

Público: 47.000 espectadores.

Recordá aquella sensacional gesta de Vélez

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos