La primera experiencia internacional de Unión acabó mucho más rápido de lo esperado. Después de un buen 2-0 en Santa Fe, Independiente del Valle le pagó con la misma moneda en la altura de Quito (lo venció por idéntico marcador) y forzó la definición con remates desde el punto penal, donde el local fue certero y el Tatengue falló en dos remates.

El de Leonardo Madelón se transformó en el tercer equipo argentino que no supera la primera ronda de la Sudamericana sumándose a Racing y Defensa y Justicia.

Unión no tuvo manera de manejar el resultado de la ida en los primeros 45 minutos. El mérito fue del elenco ecuatoriano, que lo presionó sobre la salida y le generó muchísimo peligro, a tal punto de que el 0-1 con que se fue al descanso resultó un excesivo premio para el elenco santafesino ya que el local malogró varias chances y Nereo Fernández tuvo grandes intervenciones. El arquero sólo no pudo con Cabezas a los 8, cuando el delantero, luego de sacarse de encima a Gómez Andrade, lo sometió con remate cruzado.

En el complemento se acrecentó la búsqueda de Independiente del Valle, hasta que a los 10 minutos, Gómez Andrade venció su propia valla.

Allí se adelantó Unión y estuvo cerca de descontar aunque el dueño de casa también pudo haber ampliado.

Finalmente se mantuvo el 2-0 y se debió recurrir a los penales, donde el finalista de la Libertadores 2016 estuvo más frío y se terminó imponiendo por 4 a 2.

Comentarios