En el plantel actual de River sólo quedan un puñado de jugadores que se consagraron campeones de la Copa Libertadores 2015 mientras que la mayoría decidió tomar otros rumbos.

Uno de los que se fue y se extraña mucho en el Monumental es Carlos Sánchez, quien pasó de River a Rayados de Moterrey hace dos años. 

Mientras algunos especulaban con un posible regreso, Sánchez decidió tirar cualquier ilusión por la borda ya que tiene todo acordado para jugar en Santos de Brasil.

Rayados de Monterrey aceptó la oferta de un millón de dólares por el uruguayo de 33 años, quien en seis meses iba a quedar libre del club mexicano.

Santos solo debe definir el contrato del ex River para cerrar un pase que rompe con la ilusión de los hinchas Millonarios de ver a Sánchez nuevamente con la banda roja cruzada en el pecho.

Comentarios