La bronca no disminuye. De hecho, todo el Mundo River está que trina por la decisión de la Conmebol de que la sede de la Superfinal contra Boca sea el Santiago Bernabéu. Que la final de vuelta no solo no se juegue en el Monumental, sino fuera del territorio sudamericano, es considerado como un castigo. Por eso, el Millonario no se quiere quedar de brazos cruzados. Mientras que el club sacó un comunicado rechazando de forma tajante la decisión de mudar el partido, los hinchas se juntaron en el Monumental en contra de la Conmebol y pidiendo que se juegue sí o sí en Núñez.

Dos días después de que la Conmebol confirmara que la vuelta se jugará en el estadio de Real Madrid, llegó la respuesta oficial de River. A través de un comunicado, el club rechazó de forma tajante la decisión de mudar el partido y volvió a responsabilizar a las autoridades de la ciudad por las fallas en el operativo de seguridad.

La institución de Núñez puso en foco la situación que vivieron los más de 60 mil hinchas que concurrieron en paz al Monumental y que también fueron víctimas del violento episodio que terminó con la suspensión del partido. "Aguardaron pacientemente durante alrededor de ocho horas el día sábado y volvieron a concurrir por segunda vez al estadio el domingo", afirma el comunicado.

Además, hace hincapié en la desnaturalización de la competencia al jugarse en territorio europeo, que atenta contra la igualdad de condiciones (debido a que Boca jugó con su propio público en la ida de La Bombonera), apunta contra la responsabilidad de la falla del operativo e incluso hasta hace mención al G20 que se llevó a cabo en Buenos Aires. En la conclusión del comunicado, River directamente apunta contra la entidad sudamericana y le reclama si "existe una decisión más desigual, inequitativa y perjudicial para los simpatizantes".

Se esperaban miles de hinchas, fueron cientos (Pablo Villán -diario Crónica).

En tanto, en el mismo día en el que la dirigencia mandó un fuerte comunicado, los hinchas millonarios no quisieron ser menos y también se manifestaron. Una semana después de aquel sábado fatídico, cientos regresaron al Monumental para expresarse mediante un banderazo en contra de la Conmebol, y en apoyo a su cuerpo técnico y jugadores. Cantos contra el mandatario de la entidad sudamericana Alejandro Domínguez, Boca e incluso contra el presidente de la Nación, Mauricio Macri, se hicieron presentes en la puerta del club de Figueroa Alcorta al 7500. ¿El pedido unánime? Que se respete la localía y que la final se juegue en el Monumental. 

En tanto, varios optaron por volcar su reclamo en las redes sociales por medio del hashtag #LaFinalEsEnElMonumental, que pocos minutos se convirtió en primera tendencia de la red social en Argentina.

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos