Una de cal y una de arena para el Liverpool de Klopp: por la fecha 37 de la Premier, los Reds le ganaron 3-2 a Newcastle sobre la hora, quedaron punteros (Manchester City juega el lunes) pero Salah se fue en camilla lesionado (se golpeó la cabeza) y es duda para el partido de vuelta del martes contra Barcelona, por Champions.

No fue un partido fácil, además, Liverpool sabe que corre desde atrás y no puede perderle pisada al City de Guardiola. Y, por si fuera poco, enfrente estaba Newcastle, equipo que siempre lo complicó.

Van Dijk abrió la cuenta, mientras que Atsu puso el empate transitorio. Salah volvió a poner en ventaja a la visita, pero Rondón igualó para las Urracas.

A los 22 minutos del segundo tiempo, Salah trató de ganar una pelota por arriba, pero chocó contra un rival y quedó tendido sobre el césped, inconsciente.

Durante algunos segundos el egipcio permaneció inmóvil. Los médicos se lo llevaron en una camilla. En su lugar entró Origi, quien metió el 3-2 final cuando se terminaba el partido, para la alegría de los hinchas de Liverpool.

Por su parte, el egipcio es duda para el duelo del martes contra el Barcelona, y hoy le harán estudios para saber si llega...

Comentarios