Bien plantado en Brasil, Talleres impuso su carácter fuera del país e hizo valer la ventaja obtenida de local ante San Pablo, que no mostró su mejor versión ante su gente. Con el empate 0-0 en el Morumbí y tras el 2-0 conseguido en Córdoba, pasó a la fase 3 de la Libertadores, donde se medirá con Palestino de Chile, buscando meterse en el Grupo A, que integra justamente River. Pablo Guiñazú volvió a ser determinante en el equilibrio del equipo, al igual que Juan Ramírez, el abanderado de este equipo.

Desde los primeros minutos, el encuentro se tornó favorable al equipo cordobés, que no encontró la resistencia suficiente de parte de su rival al intentar revertir el marcador de la ida. A través del buen funcionamiento del mediocampo de la visita, sumado a la pasividad con la que afrontó el primer tiempo el elenco paulista, los dirigidos por Juan Pablo Vojvoda encontraron un control casi total de las acciones peligrosas, ya que sólo hubo una situación peligrosa para el arco defendido por Guido Herrera, que contó con un muy floja definición Diego Souza, que a los 31 definió muy mal de cabeza en una acción dentro del área.

El plantel de Talleres celebra el pase histórico a la tercera fase de la Libertadores. (Fotobaires)

De mitad de cancha hacia adelante, Talleres hizo su negocio, ya que se dedicó más a controlar la pelota que a ser punzante, a pesar de que Tomás Pochettino y Sebastián Palacios, por momentos, lograron buenas conexiones entre si para inquietar a la última línea del local. Sobre los minutos finales, San Pablo intentó pisar el acelerador pero siempre le faltó la determinación en las últimas acciones para lograr desequilibrar en el marcador

Todo bajo control

En el complemento, obligado a romper el cero, el conjunto de André Jardine intentó llevarse por delante a Talleres, pero siguió siendo una verdadera máquina de recuperar pelotas a través del interminable Pablo Guiñazú y el joven Andrés Cubas.

En una de las jugadas más peligrosas de esta mitad, Herrera le tapó un buen mano a mano a Helinho, a pesar de que no definió en la posición más cómoda. El correr de los minutos encontró al conjunto cordobés cada vez mejor parado en cancha y terminó siendo un impenetrable para los brasileños, que no pudieron ante un elenco que dejó en claro que quiere seguir de "Copa".

 

Comentarios