En la victoria de Juventus sobre Milan por 1-0 (el gol lo marcó Paulo Dybala) Cristiano Ronaldo quedó expuesto a una dura sanción que podría recaer sobre él, siempre y cuando se le aplique con el máximo rigor.

Cuando CR7 fue reemplazado por Dybala, el portugués, enojado por el cambio, fue directo al vestuario, se bañó y, según cuentan los empleados del estadio, se habría ido a su casa.

De confirmarse esto último, Cristiano podría recibir hasta dos años de suspensión. Según contó este lunes el ex futbolista Antonio Cassano "no podés irte antes de que termine el partido porque luego hay control antidopaje".

Y agregó: "Yo tuve que volver rápido al estadio para evitar una descalificación de dos años”, relató. ¿Se animarán a aplicarle semejante sanción si se confirma su ausencia?

Comentarios

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Hungría

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Hungría

El presidente Alberto Fernández se quedó "frío" con la decisión del funcionario.

La primera renuncia en el gobierno de Alberto Fernández

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos