Marcelo Gallardo ya lo dijo: River necesita una noche épica para poder eliminar a Palmeiras en la semifinal de la Copa Libertadores, y los hinchas se aferran a cualquier señal para poder soñar.

Este martes, en la previa de su duelo por la vuelta, donde deberá revertir el 0-3 en el estadio Libertadores de América, comenzó un diluvio en San Pablo y le trajo buenos recuerdos a los fanáticos.

Es que en otras series donde el Millonario tenía que revertir un resultado negativo la lluvia se hizo presente, como ahora.

Así está el estadio en San Pablo:

La memoria nos lleva más rápido al cruce con Gremio en Brasil en 2018, también en las semis. Después del 0-1 en el Monumental, la Banda sacó un 3-0 en condición de visitante, y allí estaba el agua.

Si vamos un año más atrás, también hubo una ocasión: El 0-3 en la altura de Bolivia ante Jorge Wilstermann quedó totalmente atrás con el 8-0 en Núñez, donde fue una tempestad.

 Por último está el ejemplo de la final del torneo continental de 2015, cuando enfrentó a Tigres en casa y bajo la lluvia se coronó tras ganar 3-0. Sin dudas, los de Gallardo deberán tener más que mística para este encuentro, que comenzará a las 21.30, pero ¿les dará esto un empujón?

Comentarios