Diego Simeone es testarudo y cuando se le viene algo a la cabeza, no para hasta conseguirlo. En este caso, El Cholo buscar un refuerzo que ocupe el lugar que dejó libre Kieran Trippier y el elegido es nada menos que Nahuel Molina Lucero, ex Boca que actualmente la rompe con el Udinese en la Serie A.

Si bien no se trata de una operación para nada sencilla, las ilusiones de los fanáticos del Colchonero de quedarse con el internacional argentino, están inctactas. 

Tras los primeros contactos entre las partes que la transferencia, si se da, será después de una novela de ida y vuelta, negociaciones e intentos de rebajar el precio mínimo de 30 millones de euros en los que está tasado el defensor.

La diferencia en este caso es que, lejos de quedar descartado el asunto, en las oficinas del Metropolitano ya han comenzado a cuadrar sus cuentas para hacer viable una operación que a día de hoy aún está lejos de poder fructificar y satisfacer de este modo el deseo del Cholo, que tiene entre ceja y ceja a su compatriota.

Lo que motiva de Molina Lucero es que es una fija para Lionel Scaloni de cara al Mundial Qatar 2022 y que además en 68 encuentros con Udinese cuenta con una hoja de servicios de 10 goles y otras tantas asistencias.

Comentarios