Se estaba llavando un empate que, si bien lo dejaba casi clasificados a octavos de final, tenía sabor a poco. Pero en una de las últimas acciones del partido, Sevilla encontró la ventaja para no sólo derrotar como visitante al Krasnodar de Rusia, sino paa sacar su pasaje hacia la próxima instancia de la Champions League. 

Con Lucas Ocampos como titular y Franco Vázquez en el banco, los dirigidos por Julen Lopetegui arrancaron mejor y rápidamente se pusieron en ventaja. El ex River armó una gran jugada por derecha, metió el centro y, tras un despeje corto, Rakitic la agarró de volea y la puso contra un palo, imposible para Evgeni Gorodov.

Rakitic abrió la cuenta para los españoles, que jugaron un buen primer tiempo.

En el inicio del complemento, los españoles se replegaron demasiado, cedieron la pelota, los de Murad Musaev la movieron de un lado al otro dentro del área y el brasileño Wanderson definió cruzado para establecer el empate parcial.

Pero cuando parecía que todo terminaba así, el Sevilla, sin merecerlo, encontró el gol del triunfo. Munir recibió en el área, se perfiló y pateó. La pelota rebotó en la defensa, pero el atacante aprovechó el rebote y estableció el 2-1 definitivo. 

Con este triunfo, Sevilla quedó con 10 puntos en el Grupo E al igual que Chelsea, que derrotó 2-1 a Rennes también sobre la hora (Hudson-Odoi y Giruoud anotaron para los ingleses, Guirassy lo había empatado para los galos), y ambos lograron la clasificación a los octavos de final. Los rusos y los franceses, con apenas una unidad, pelearán por un lugar en la Europa League.

Munir apareció en el cierre para darle un triunfo que vale oro.

El gol de Rakitic al comienzo del partido:

El empate de Wanderson para Krasnodar:

La definición de Munir para la victoria de Sevilla:

Comentarios