El defensor Sergio Ramos, compañero de Lionel Messi, Ángel Di María, Leandro Paredes y Mauro Icardi en el Paris Saint-Germain, admitió que le hubiese "gustado otro equipo" en referencia al Real Madrid, rival en los octavos de final de la Champions League.

"El destino es muy caprichoso. Me hubiese gustado que me tocara otro equipo", dijo sobre el "Merengue", tras el sorteo llevado a cabo esta mañana.

Ramos, de 35 años, jugó en el Real Madrid durante 16 temporadas, en las que logró cuatro Liga de Campeones y cuatro Mundial de Clubes, entre otros títulos.



"Es una mezcla de sensaciones, me hubiese gustado no tener ese enfrentamiento, pero por otra parte volver al Bernabéu, a mi casa, es algo muy alegre sobre todo para mí a nivel sentimental", añadió.

"Saben el cariño que tengo al Real Madrid, a la afición y eso no va a cambiar nunca, pero ahora toca afrontar el presente, soy jugador del PSG me toca defender a mi equipo y haré todo lo posible por intentar pasar la eliminatoria", siguió el campeón del mundo con el seleccionado de España en 2010.



"Va a ser un partido muy duro, ya veremos qué pasa. Para los amantes de fútbol es un grandísimo duelo, a mí me toca defender mis intereses y el PSG es el que ha apostado por mí", concluyó Ramos sobre la llave que se jugará entre el 15 de febrero y el 8 de marzo de 2022.

Comentarios