Mauro Icardi está teniendo un presente brillante en el París Saint Germain, que este martes enfrenta a Real Madrid por la Champions League.

El goleador estuvo a punto de pasar a la Casa Blanca durante los últimos dos años e inclusive su esposa y representante Wanda Nara viajó dos veces a Madrid para charlar con dirigentes y convencerlos que lo contraten ya que su estadía en el Inter de Milan estaba más que desgastada.

En una cumbre en Abu Dabi durante la disputa del Mundial de Clubes de 2017 entre Florentino Pérez, José Ángel Sánchez y Zinedine Zidane su nombre estuvo sobre la mesa, aunque la estrella en ese momento fuera Kepa.

Los informes deportivos resaltaban el principal argumento del delantero, que no era otro que su idilio constante con el gol. Decían que el argentino era lo que le faltaba al Merengue, pero como contrapeso señalaban ese problemático o carácter que le ha llevado a estar alejado de la disciplina del neroazurro en alguna ocasión y que provocó su salida del equipo italiano al PSG.

Comentarios

Ver más productos

San Idefonso, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Idefonso

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos