Un día más, que para River puede ser el tiempo que estaba esperando para recuperar a una de sus figuras de cara a lo que será el primer Superclásico, que se disputará este domingo en la Bombonera. Es que la suspensión del partido contra el máximo rival podría darle un beneficio inesperado al Millonario: Ignacio Scocco se encuentra mucho mejor de la sobrecarga en el gemelo de la pierna derecha y hay chances de que pueda ir al banco de suplentes en la primera finalísima de la Copa.

Si bien en este semestre Nacho viene alternando en el equipo (más en el banco que en el equipo titular), el delantero es una pieza fundamental para Marcelo Gallardo. Siempre es la primera opción a la que recurre para el frente de ataque cuando Rafael Borré o Lucas Pratto no están en sus mejores condiciones.

Por eso, su lesión fue un duro golpe para el objetivo de levantar la Copa Libertadores ante el máximo rival. Porque cuando apenas iban 18 minutos en el último partido que disputó el Millonario contra Estudiantes, por la Superliga, Nacho sintió una molestia y se vio obligado a pedir el cambio.

Y luego, el cuerpo médico confirmó que sufrió una contractura en el gemelo de la pierna derecha. Aunque en la semana previa parecía que Nacho llegaba sin problemas y todo hacía indicar que su lugar en el banco de suplentes estaba asegurado. No obstante, el viernes el panorama cambió y el atacante tuvo una sobrecarga en la zona.

Pero las últimas horas volvieron a ser favorables, y ahora, con un día más de recuperación, todo indica que Gallardo tendrá a su fiel soldado y que Nacho finalmente esperará por su chance en el banco.

Ponzio, imposible

Desde el seno del equipo de Marcelo Gallardo manifestaron que Leonardo Ponzio pidió jugar la ida contra Boca en la Bombonera, ya que viene mejorando del desgarro en el bíceps femoral de la pierna derecha que sufrió en la vuelta de la semifinal contra Gremio. Sin embargo, el Muñeco no planea arriesgarlo porque sabe que lo puede necesitar en el partido de vuelta y lo quiere en su mejor forma física. Por eso, el mediocampista se perderá lo que será el primer cruce frente al Xeneize.