Su llegaba a Barcelona causó una completa revolución, a tal punto que fue el refuerzo top de aquella temporada 2001 para los catalanes, que pagaron 36.000.000 de euros y que necesitaban levantar cabeza luego de dos años olvidables. Aclamado por los hinchas y con los laureles de haber sido campeón con el Sub 20 argentino, Javier Saviola era presentado un 20 de julio y, sobre él, estaban depositadas grandes expectativas.

Realmente, fue un día de locos para el Conejito, que tenía 19 años. Apenas pasado el mediodía y luego de una escala en París, aterrizó en el aeropuerto local El Prat, donde un centenar de simpatizantes y las decenas de periodistas provocaron que todo sea desordenado y tumultuoso. Acompañado por su representante, Alfredo Cabrera Brizuela, y el vicepresidente de Barcelona, Francesc Closa, Saviola salió rodeado por más de 10 guardias privados para no quedar encerrado en los apretujamientos.

Un par de horas después, y tas un breve descanso, el delantero se realizó al revisión médica en un clínica, donde también los esperaban hinchas del Barsa, la luego sí dirigirse al imponente Camp Nou donde, a las 19.30 comenzó la presentación oficial ante la prensa, a cargo del presidente Joan Gaspart.

"Javier, eres el deseo del cuerpo técnico, pero también de nuestra masa social. Nos hace muy feliz tu incorporación y de que hayas querido jugar en el Barcelona. Sé que no vas a decir que cuando eras bebe ya deseabas jugar en el Barcelona, pero has demostrado sobradamente que querías estar con nosotros", bromeó el máximo dirigente catalán por aquel entonces. 

El Conejito llegó como el refuerzo estrella del Barsa para aquella temporada.

Luego fue el turno de Carles Rexach, en entrenador del Barsa: "Es un jugador de una calidad extraordinaria que puede jugar en varias posiciones y creo que la mejor para él es como mediapunta. Sus virtudes son la rapidez, el uno contra uno, la visión y el gol". "Es un hombre de una personalidad muy madura, con carácter para jugar en el Barcelona. Saviola es uno de los jugadores más deseados del mercado mundial, con una gran proyección", agregó el DT.

Sorprendido por el cariño de la gente

Luego de hacer algunos toques con la pelota sobre el césped del Camp Nou y enfundado en el uniforme azulgrana, fue el turno de que Saviola expresara sus sensaciones: "Es cierto que desde hace tiempo tenía ganas de llegar a este club y el sueño se ha convertido en una realidad. Espero que este sueño venga cargado de éxitos con la consecución de campeonatos. Lo primero es adaptarme al país, ojalá que las cosas salgan bien". 

Enseguida, el Conejito confesó que "me sorprendieron el recibimiento y el cariño de la gente en el aeropuerto. Ojalá que pueda retribuírselos en la cancha". Y agregó que "este es un estadio que cuando uno lo ve por primera vez se sorprende por su gran estructura. Será un orgullo jugar ante tanta gente".

Para cerrar, un ilusionado Saviola afirmaba que la presión no lo iba a afectar: "No le temo a la presión. Aquí sabemos que el club tiene grandes jugadores que pueden definir partidos y ganar campeonatos. Vengo a jugar, a estar a disposición del entrenador, y trataré de aportar lo mío para darlo todo a esta institución".

Más adelante, Saviola compartió equipo con Riquelme en Barcelona.

Comentarios

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos