El entrenador Paulo Sousa, seleccionador de Polonia, quedó en el ojo de la tormenta por aceptar la oferta para dirigir al Flamengo. Para ello deberá dejar su puesto al mando del combinado polaco, que jugará el repechaje para viajar al Mundial de Qatar 2022. 

La Federación Polaca de fútbol (PZPN) rechazó la renuncia presentada por el entrenador portugués de 51 años, quien resolvió alejarse de su cargo en la Selección de ese país europeo para tomar la conducción del equipo brasileño,  que le ofreció un contrato por dos temporadas.



“Paulo Sousa me informó hoy que quiere rescindir el contrato con la Asociación (PZPN) de común acuerdo, por una oferta que tiene de otro club”, advirtió Cezary Kulesza, titular de la Federación Polaca.

“Este es un comportamiento extremadamente irresponsable, inconsistente con las declaraciones anteriores del entrenador. Por lo tanto, me negué firmemente”, avisó el dirigente.


 

Tras conocerse el acuerdo, los principales diarios de la nación europea calificaron a Sousa como "desertor" por abandonar su cargo pocos meses antes de jugarse la clasificación a la cita mundialista. 

Polonia competirá ante Rusia, Suecia y República Checa por un pasaje al Mundial. En la series de reclasificación a jugarse en marzo venidero, la Selección de ese país deberá enfrentar primero a Rusia y luego, en caso de sortear exitosamente la llave, se medirá con el ganador de la eliminatoria Suecia-República Checa.

 Cabe recordar que Sousa fue uno de los candidatos más firmes a convertirse en el director técnico de Inter de Porto Alegre, puesto que finalmente estará ocupado por el Cacique Medina. 

El Mengao buscó al portugués Jorge Jesús, que lo llevó a ganar la Copa Libertadores 2019 frente a River, pero su salida de Benfica finalmente no fue posible. 

Comentarios