Iban 10 del segundo tiempo cuando Lucas Pratto y el arquero Esteban Andrada protagonizaron la primera polémica de la Superfinal. El delantero de River intentó "puntear" una pelota en el área y el portero, que salió con todo, pareció habérselo llevado puesto. El árbitro chileno Andrés Cunha, tras consultar al VAR, decidió cobrar tiro libre indirecto por jugada peligrosa del atacante Millonario. Mirá los videos y opiná: ¿Era penal o no?

Comentarios