Una declaración que sorprendió a más de uno... Carlos Tevez se mostró en contra de la postergación de la final de la Copa Libertadores por cuestiones climáticas al asegurar que “el campo estaba bien para jugar”.

“Por al agua que había caido estaba sorprendido porque el campo de juego estaba bien para jugar”, dijo Carlitos.

Y sentenció: “Salimos a las tres con todo listo para jugar, nos pararon justo en el ascensor y nos dijeron que a las cinco no se jugaba. Vinimos a entrenar para bajar un poco la ansidad y seguimos enfocados en la final”.