A Pablo Guede se lo caracteriza por ser un entrenador temperamental. Su personalidad genera que viva al fútbol de una manera tan intensa como pasional, aunque muchas veces peligrosa. Es que al entrenador -a lo largo de su corta carrera- se le salió la cadena en más de una oportunidad, y por estas horas sumó un nuevo capítulo en el que casi termina a las piñas con el preparador físico rival.

El encuentro entre Tijuana y Chivas tuvo mucha emoción en el primer tiempo. Ambos clubes decidieron proponer un tenso duelo de ida y vuelta, buscando imponer condiciones sobre su adversario y llevarse los tres puntos.

Esa adrenalina mostrada dentro del campo de juego también se trasladó fuera de la línea de cal, contemplando que el entrenador argentino y Wilson Graniolatti, profe de Guadalajara, se dijeron de todo y estaban dispuestos a irse a las manos.

Afortunadamente, el conflicto fue solucionado por los suplentes y colaboradores, que intercedieron para que el incidente no pase a mayores. Luego, en el vestuario bajaron las pulsaciones y el partido continuó con normalidad. 

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos