No quedan dudas de que el PSG está en pleno rearmado del equipo para ir en la siguiente temporada por el gran objetivo: ganar la Champions League. Confirmados Lionel Messi y Kylian Mbappé, el club tomó una decisión sobre Neymar que es clave para la planificación.

El brasileño, que llegó al club parisino en 2017 como el pase más costoso de la historia -se pagaron 222.000.000 de euros- quedó en varios momentos en el ojo de la tormenta por sus problemas físicos y su festiva vida nocturna.

Por eso, según asegura el prestigioso medio L'Equipe, el PSG decidió que escuchará las ofertas que lleguen para llevarse a Neymar. "Quiero quedarme en el PSG. Después nadie me dijo nada, pero por mi parte está claro que quiero quedarme”, aseguró el brasileño ante los rumores. 

Según el medio galo, la intención de desprenderse de Ney está basada en que “su estatus se ha visto comprometido por sus recurrentes lesiones y por su cuestionable estilo de vida. El declive deportivo de Neymar no escapa a ojos de muchas personas en el club y menos a los de Mbappé”.

“Nadie se puso en contacto con nosotros para decirnos que Neymar estaba en el mercado. El año pasado nos presionaron para renovar y renovamos”, aseguraron desde el entorno de la estrella brasileña.

Comentarios