Nicolás González, quien se convirtió en un jugador con muchos minutos en la era Lionel Scaloni, y reciente ganador de la Copa América, comenzó con el pie derecho su estadía en el Calcio.

Durante la última temporada, Nicolás González expuso rendimientos realmente extraordinarios defendiendo la camiseta del Stuttgart de Alemania y parece haberlos trasladados ahora para Italia. 

Tras levantar la Copa junto a Lionel Messi, la Fiore desembolsó una enorme cantidad de dinero para quedarse con sus servicios. Y, este viernes, en el marco de la primera ronda de la tradicional Copa Italia, González llevó a cabo su esperado debut oficial en ese club.

Como si fuese parte del guión de una película, el polifuncional futbolista argentino tuvo una presentación para el recuerdo. Primero asistió a Dusan Vlahovic a los tres minutos del primer tiempo y luego marcó el 2-0 parcial a los 36 de dicho período.

Posteriormente, gracias a otro tanto de Vlahovic y a una aparició en la red de Lorenzo Venuti, Fiorentina se impuso de forma categórica, nada más ni nada menos que por 4-0, para brindarle una paliza a Cosenza e ilusionar a todos sus hinchas.

Comentarios