En el ambiente de la pelota, los futboleros sueñan con ver a Lionel Messi y a Neymar juntos en un futuro; pero se desconoce que el brasileño terminó su relación con Barcelona de una forma muy conflictiva. Es que se enfrentan en dos grandes procesos judiciales que actualmente están abiertos. En uno, el club reclama al futbolista el reintegro de 10 millones de euros al no haberle aplicado correctamente las retenciones fiscales; en simultáneo está la sentencia por la millonaria prima de renovación que el ex Santos firmó con el Barsa poco antes de partir a PSG. El Juzgado dictaminó que Ney debe devolverle 6,7 millones al club catalán y rechazó la pretensión del jugador de cobrar los 43,65 millones que Barcelona le adeudaba cuando emigró a París.

En ese contexto, por estas horas tratan de cerrar un acuerdo económico por el que ambas partes renunciarían a las demandas cruzadas. Según informó El Mundo, esto perdonaría al astro del fútbol 16,7 millones de la moneda europea si éste deja de reclamar los 47,15 que pide y de que renuncie a los 3,5 millones del finiquito. 

El mismo reconocido medio de comunicación explica que hace un puñado de horas fue suspendido de común acuerdo el juicio que estaba fijado para dirimir la demanda interpuesta por Neymar contra la institución española en la que reclamaba una cantidad próxima a los 3,5 millones en concepto de finiquito al irse en 2017. 

Comentarios