La emoción de los hinchas de Boca para ver a sus ídolos entrenar en La Bombonera fue tan grande que, una hora antes de que comience la exhibición, el estadio colapsó de gente y desde las redes sociales del club tuvieron que avisar que cerraban las puertas de entrada.

Pese a que el estadio alcanzó su capacidad máxima de personas, muchos fanáticos se quedaron con las ganas de ingresar al banderazo previo a la Superfinal en el Monumental de River.

Además, siguen llegando micros a las inmediaciones del estadio con la esperanza de que en algún momento de la tarde los dejen ingresar. ¡ No te pierdas los videos!

Comentarios