Una vez más el astro argentino esta comprometido con la Justicia por una razón económica. Esta vez, su apellido figura en las listas del reconocido caso Panamá Papers, que salpicó a presidentes de varios países.
 

En 2017, Lionel Messi y su padre Jorge fueron condenados a pagar 3,5 millones y cumplir una condena en cárcel por fraude fiscal en España. En las últimas horas salió a la luz que la sociedad que tenían en Panamá y habían dicho que ya estaba cerrada, continúa vigente y está siendo investigada por operaciones sospechosas en materia económica.

Sucede que las autoridades panameñas recibieron un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) que habla sobre lavado de activos y otros posibles delitos por parte de la empresa "Mega Star Enterprises Inc", una sociedad offshore registrada en Panamá la cual, Leo compartió con su papá, y que según ambos aseguraron ya no funcionaba.

Ante la consulta del medio español "El Confidencial", un abogado de la familia Messi negó irregularidades fiscales sobre la sociedad Mega Star Enterprises.

De esta manera, la secuela de los papeles de Panamá reveló que los Messi mantienen vigente "Mega Star" en el Registro Público de Panamá y que las autoridades del país del istmo abrieron en 2017 una investigación por “operaciones sospechosas” llevadas a cabo por esa sociedad, según muestran nuevos documentos del despacho Mossack Fonseca (y de acuerdo con la confirmación oficial recibida desde instituciones fiscales de ese país). En tanto, Mossack Fonseca rompió su relación con las autoridad de "Mega Star". 

Por último, según el citado medio, la familia Messi siguió usando la mencionado estructura societaria registrada en diversos países en los ejercicios fiscales de 2010 a 2013, hechos por los que no fueron juzgados, al llegar a acuerdos administrativos con Hacienda, mientras que una parte de ese entramado financiero sigue vigente.