Lionel Messi se caracteriza por no esteriorizar demasiado sus sentimientos, pero en la agónica victoria ante Sevilla -por la Copa del Rey- se lo vio con mucha euforia en los festejos. Y esa felicidad desató un escándalo en la zona del túnel, contemplando que cargó a sus rivales.

“Se van calentitos”, gritó La Pulga rumbo a los vestuarios. Según informó el programa “El Golazo de Gol”, el rosarino tuvo un intercambio de palabras con Monchi, secretario técnico del club andaluz, y Pepe Castro, el presidente.

Los medios españoles informan que los directivos de Sevilla dijeron "siempre ganan igual", en referencia a presuntas ayudas arbitrales. Lejos de amedrentarse, el rosarino contestó y se desató un fuerte cruce verbal.

Vale destacar que, según apuntaron en el diario Sport, Monchi, famoso dirigente del cuadro andaluz, ya tuvo un desafortunado comentario en el partido de liga en el Sánchez Pizjuán tildando de “llorón” a Ronald Koeman, un antecedente que la plantilla azulgrana ya tenía en mente en la semifinal de Copa del Rey.

Comentarios

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos