Después de perder la final de la Champions League, las novedades tuvieron un tinte negativo para PSG, que fue uno de los clubes que más sufrió los embates de la pandemia y -para colmo- viene de perder el clásico de Francia en lo que fue un verdadero escándalo.

En ese contexto desalentador por donde se lo mire, aparece un motivo para esbozar una sonrisa: Kylian Mbappé se reincorporó a los entrenamientos del equipo tras superar al Covid y mañana ya podría jugar.

La prensa europea especula con que el delantero podría tener minutos en el encuentro ante Niza, por la cuarta fecha de la Ligue 1, aunque lo cierto es que Thomas Tuchel preferiría llevarlo de a poco debido a sus pocos trabajos con el plantel en las últimas semanas.

"El médico dijo que Kylian podía jugar, así que ahora la historia es entre él y yo. Hablaremos después del entrenamiento, estará con el grupo. Ahí decidiremos si comienza o termina el partido", confesó recientemente el entrenador en conferencia de prensa.

Vale destacar que desde lo deportivo el conjunto parisino lo necesita porque al cabo de tres encuentros disputados perdió dos y ganó uno, por lo que está en el puesto 15, a 7 unidades del sorpresivo líder, Rennes.

Comentarios