Diego Armando Maradona, actual DT de Dorados de Sinaloa, acusó este martes de "ladrón" al ex árbitro mexicano Edgardo Cobresal, quien dirigió la final del Mundial de Italia en 1990, y aseguró que no lo perdonará, ya que lloró "mucho por su culpa". Lo hizo en una entrevista al diario español Marca en la que no tuvo ningún tipo de piedad.

"Mejor no acordarse (de Codesal). Es un ladrón", apuntó el "Diez", que aseguró no importarle el delicado momento de salud que atraviesa el ex árbitro.

"No me importa. Lloré mucho por culpa de Codesal. Ojo, tampoco me río de la mala salud de nadie. A nadie le gusta estar enfermo. Pero si le tocó, por algo fue", afirmó.

Maradona, quien en la misma nota se encasilló en un "estilo menottista", en referencia a César Menotti, aún sin desmerecer lo aprendido con Carlos Bilardo ("de él aprendí menos, señaló) expresó su felicidad por su presente en Dorados.

El equipo de Culiacán recibirá el miércoles a Mineros de Zacatecas por la ida de los cuartos de final de la liguilla por el ascenso a la primera división de México.

Dorados, que terminó en la séptima posición en la temporada regular, enfrentará a Mineros, equipo dirigido por el santafesino Andrés Carevic (ex Boca), que finalizó segundo. La revancha se jugará el sábado en Zacatecas.

Comentarios