A pesar de que se suponía que las autoridades de Ecuador iban a permitir el ingreso de los barras de Boca, cuando llegó el momento del partido, los que se acercaron al estadio no pudieron ingresar, porque en el Ministerio del Interior de nuestro país, envió a sus pares de Ecuador, la lista y la foto de los barras que tenían la prohibición de ingresar al estadio.

Esta vez, Mauro Martín y Rafael Di Zeo sí pudieron ingresar al país, pero no al estadio. En otros momentos y en otros países, cuando pisaban el aeropuerto eran detenidos y deportados nuevamente a nuestro país, como sucedió en Madrid, a fines del año pasado.

De todas maneras, algunos integrantes de la segunda y tercera línea de la barrabrava sí pudo ingresar al estadio y alentar al equipo, en un rincón de la tribuna alta, junto al resto de los hinchas de Boca que viajaron a Quito con toda la ilusión de traerse a Buenos Aires, un buen resultado. Claro, pocos pensaron que podría ser un tres a cero, como finalmente fue.

Comentarios