Es un tema común. Los hinchas de Boca aceptan la superioridad futbolística de River, pero no se bancan las decisiones que siempre terminan favoreciendo al Millo, sobre todo mediante el VAR, según se desprende de las redes sociales.

Di Zeo, "llevó" tranquilidad sobre la seguridad del encuentro con River.

Este es el principal argumento tras el primer choque disputado, y a partir de ese resultado, comenzó el rumor de que, cuando se juegue en La Bombonera, algo puede pasar... Y se dijeron muchas cosas, todas referidas a cómo podría ser agredido el micro de River, o cómo van a "castigar" si desde el arbitraje consideran que algo que ellos creen injusto está sucediendo en el campo de juego.

Los rumores hicieron que se generara una gran inquietud. Especialmente por el lado de los dirigentes xeneizes, que quieren que el partido termine en paz, sea el resultado que sea. Y que por delante de todo está la institución, que ante cualquier hecho vandálico, el más perjudicado podría ser el club. Sabiendo, además, el enfrentamiento de Daniel Angelici con Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol.

Por todos estos rumores de "venganza", quien salió a "bancar" la parada fue el jefe de La 12, Rafael Di Zeo, quien dijo: "los hinchas estamos tranquilos. Son los jugadores lo que tienen el problema, porque son ellos los que tienen que dar vuelta el resultado".

Los últimos hechos en que La 12 tomó protagonismo en el mundo futbolístico, fueron cuando en el último partido en cancha de Boca, pidieron para que el entrenador Gustavo Alfaro pusiera a Carlos Tevez de titular.

"Olé lé, olá lá, Tevez es de Boca y tiene que jugar", sonó desde la bandeja que ocupa la barra brava xeneize, que no fue replicado por los otros tres costados del estadio.

Tevez tiene una buena relación con los integrantes de la hinchada, que sí cantan, y muy seguido, el hit "que de la mano, de Carlos Tevez, todos la vuelta vamos a dar". Paradójicamente, nunca lo hicieron con Juan Román Riquelme o con Carlos Bianchi, personas que intentaron tener una relación lejana, distante, con los "hinchas caracterizados" del club.

Mientras tanto, y de cara a la revancha con River, fue Di Zeo el que trajo un poco de calma. Esto no significa que todo vaya a desarrollarse en paz. El mundo Boca es muy grande, y si bien la barra, en las palabras de Di Zeo, está "tranquila", esto es, no harán nada "raro", lo cierto es que el rumor quedó instalado y se sabrá, finalmente, cuando llegue el día del encuentro, si estas palabras son verdaderas o no; o si es la propia barra la que sea desbordada por otros grupos de hinchas, según lo que pasde dentro del campo de juego.

Comentarios