Gustavo Barros Schelotto, quien dirigió a Boca en el partido ante Palmeiras de Brasil en el que se logró el pase a la final de la Copa Libertadores, debido a que su hermano Guillermo estaba suspendido, señaló que "se logró el objetivo que se habían propuesto a principios de año" con el cuerpo técnico Xeneize.

"Logramos el objetivo que nos habíamos propuesto a principio de año. Sabemos las obligaciones que tenemos, no es fácil poder llegar a este lugar, jugar una final, sobre todo con los rivales que nos tocó en el camino, todos difíciles y más Palmeiras", analizó el mellizo Gustavo en la rueda de prensa que ofreció en la madrugada de San Pablo.

Con la suspensión del DT Guillermo Barros Schelotto, quien observó el partido desde un palco en el estadio Allianz Parque, Gustavo condujo a Boca por segunda vez en la actual edición de la Libertadores, ya que también lo había hecho en el triunfo sobre Libertad de Paraguay por 4-2, en Asunción, en el partido de los octavos de final.

"No fue fácil contrarrestar las virtudes ofensivas del Palmeiras. Creo que fue un mérito grande nuestro tanto acá en San Pablo como en Buenos Aires. El planteo fue con Pavón y Villa por afuera para desequilibrar y aprovechar los espacios, y teníamos a Ábila en el área que fue muy importante. Ahora tendremos un partido difícil con River, pero ya analizaremos cómo jugarle", comentó Gustavo, habitual ayudante de campo de su mellizo.

Comentarios

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos